miércoles, 4 de julio de 2007

YAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Fué mi hermana la que me hizo caer en cuenta de esta... de esta "noticia" por decir algo.

- Tienes que verlo con tus propios ojos, porque sinó no me lo creerás -

Y es cierto, si no lo veía no lo creía, literalmente quedé con la boca abierta.

Y con n preguntas dando vueltas en mi cabeza:

Aclaremos algo:

1ro. El muñeco si existe, obvio, algo que algunos rescatan de mi trabajo es justamente el hecho de que mis historias tratan de hechos cotidianos y de cosas QUE EXISTEN. Cosas que luego mezclo con algo de ficción, algo de leyenda y algo de vivencia propia.

2do. La historia que, según el periódico EL EXTRA de fecha 2 de julio del 2007 es producto de una: "investigación minuciosa" ES FALSA!. Es parte de la ficción que acompaña a mi historia.

SI, ES FALSA. Si me la inventé señores, quien mejor que yo para asegurarles la falsedad de la noticia.

Aquellos a quienes conté un poco de la trama de mi próxima revista saben que en la historia intervienen "ñatitas" y que más o menos la historia (mas o menos porque la historia en si es mucho más complicada) es como la noticia esta.

Claro que el que la escribió no contaba con muchos datos (a proposito y es una duda que me come el cerebro, como es que el tipo que redacta la noticia se enteraría de mi historia?....) y anduvo (según el artículo) interrogando a la que confeccionó el muñeco para que acepte el hecho de que este tiene una ñatita en su interior. (obviamente la doñita, pescada "en curva" no tenía idea de que hablaba el entrevistador y supongo menos entendía la insistencia del mismo).

Bueno amigos, ha nacido un mito urbano y no se hasta que punto soy el responsable. Será bueno en cierto modo porque los rateros supersticiosos dejarán en paz la zona por un tiempo, y malo por otro lado porque de hoy en adelante tendré que cuidar mis historias de los amigos de la prensa amarillista, ya que ellos SI EXISTEN.

20 comentarios:

Corven Icenail dijo...

Jaja. Ay, Ruilova, ya te imagino rondando como los MIB, buscando sus datos en los tabloides más baratos.
Igual, la cosa se presta deliciosa y sanguinaria como nunca...

No hagas esperar tanto!!!

saludines

Diego dijo...

Uhh... ¡¡que no sean pues otros dos años de espera!!

Musette_Icenail dijo...

juaz!!!

nuestro alvaro si no nos hace llegar el cuento de cuculis 3 en plazo prometido acabara como el muñeco

ñaca ñaca...

leanyo.martinet dijo...

jejee...

tomese su tiempo
don Alvaro...
estoy seguro de que
tarde o temprano
nos volvera a sorprender
con su trabajo

Jorge dijo...

Oye Sarna, que la tapa sea la escaneada del extra, te ahorras trabajo y los jodes como te joden a vos, andá al extra y sacales la mierda con cucharita de helado a esos hijos de cogida de 2 por 25Bs. las veces que aguante

LADIVINAKAREN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LADIVINAKAREN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LADIVINAKAREN dijo...

Y qué puedo decir a favor de los periodistas, hay pocos buenos en Bolivia.

Pero vés Álvaro ya eres importante como para que te lea gente que nisiquiera sabe leer.

Dejá de renegar y ve la entevista que te hice, espero que no tengas que hacer aclaraciones como lo del Extra.

Cecilia dijo...

que dicen? yo todavia tengo que esperar para tener mi cuculis 2 hasta que pablo se pase por santa cruz!
huy! hay que tener cuidado con la prensa! yo estudio comunicacion, se lo ratas que son!
saludos!!

*La Jefa* dijo...

uy, q heavy q te anden plagiando y todo eso. sabes q?? dile al tipo q hizo eso q lo va a perseguir el muñeco.
saludinhos!!

Jorge dijo...

Oyes Buitrago, sigues vivo?

Lord Voldemort dijo...

_Hola Alvaro, soy Jorge de Santa Cruz, trabajo como guionista junto a Noel Castillo en SalaMantra Comics. y despues de haber leído el 1er número (gentileza de Paqui Leñero) solo puedo decir..que de la puta el comic!!! ese terror urbano que tu pillas en tu ciudad me parece que es inagotable fuente de inspiración ¿o temor? hacia lo oscuro. Recien anoche consegui el 2 y lleve mi número 1 para que me lo autografiaras pero no llegaste nunca al Patiño!!!. ahhh otra cosilla trabaje en el extra aqui en scz (pues soy com.social) y segun ellos sus historias son originales, incluso me plagiaron 1 que redacte.
Un abrazo a la distancia y suerte

Musette_Icenail dijo...

alvaro!!!

tienes que dejar de centralizar las historias de cuculis en la paz...

queremos cuculis del oriente yy del chaco tambien!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

ya estan copados los próximos 10 años ehhh!!!!

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Autor y fans de los "Cuculis", los invito a leer

www.el-lar.blogspot.com

donde figura un artículo que me he permitido en homenaje a este dignísimo comic.

Romeo Marta dijo...

Cómics de Cuculis

Romeo Marta

“Cuentos de Cuculis número 2” acaba de llegar a mis manos. Me costó encontrarlo en Cocha y eso que ya salió en mayo, pero ya. Desde el principio me sorprenden dos cosas: por fin un argumento interesante, ágil y digno en el cómic nacional y dos, finalmente alguien que sabe manejar el color y la composición en las viñetas.
Me meto a una lectura detenida, escrupulosa, parado en la calle, caminando lentito y oyendo a los choferes carajearme, incapaz de aguantar las ganas de terminar esta historia. “Cuentos de Cuculis 2” es excelente, no hay otra palabra, es la única obra completa del cómic nacional que tiene las estrellas para ser justamente eso.
El cuento de este segundo número se denomina “El Partido de La Oscuridad”, y trata de un grupo de jóvenes paceños que deciden practicar sus “remates de cabeza”, reventando las calaveras de unos futbolistas condenados, quienes luego lueguito los desafiarán al peor partido de sus vidas. La apuesta define una retirada pacífica de los muertos si ganan a sus adversos o “nos los llevamos a un lugar bien oscuro y frío si ganamos nosotros”.
Álvaro Ruilova es el autor de esta serie de relatos, que obedecen a una cruzada personal para rescatar al cómic de la lisiada repetición en la que subsiste en nuestro país. Parte de esta cruzada es probablemente una herencia de Paredes Candia y sus coetáneos historiadores, ya que, desde el rescate de mitos y leyendas urbanas que realizaba dicho señor hasta “Cuentos de Cuculis”, no había encontrado nada que se le asemeje o que tenga ese compromiso concienzudo de no dejar morir lo típico (¿lo boliviano?) en aras de imitar, plagiar o translucir otras influencias. No es que sea un recalcitrante conservador, pero renovar lo típico para narrar lo contemporáneo es una necesidad urgente en todos los géneros artísticos de nuestro país. ¿Quién quiere seguir viendo las mismas películas, leyendo los mismos libros, viendo las mismas pinturas de puentecitos y chillijchis de hace veinte años? Lo que necesitamos es una evolución no solamente del objeto y el tema representados, sino de los formatos y lenguajes. Y eso -gracias mil- es “Cuentos de Cuculis”.
Ahora que la literatura nacional está en un barranco ofensivo y cursi, donde a un lado aúlla el abismo monotemático de la generación Mc Ondo y al otro la aburrida pampa criolla y costumbrista desde la cuál solo unos poquitos brillan y luchan, el cómic parece la opción más revolucionaria, versátil y contundente, para recuperar, retratar y construir nuevamente mitos, leyendas y tradiciones, para evitar que se pierdan y para -quizás lo más eminente- convertirlos en lenguajes como éste, que pueden ser apropiados por públicos juveniles gracias a sus infinitas posibilidades compositivas, a su actualidad como género y a la presteza del cuento. Y empezar ese rescate por las cuculis de ahora y el terror guardado de nuestras ciudades es simplemente un destello que no estaba preparado a percibir, pero que me alegra profundamente y por el cuál habré de comprar esta serie como única adquisición impresa, mientras todos los otros cuadritos sean bajados del Internet hasta que el precio de los mismos deje de ser una ladroneada sin cara (maldita seas Norma Editorial).
Ruilova es guionista, dibujante, diseñador y al parecer también rotulador de este segundo número, como dije al principio, el manejo de color y la acción representada en cada escena son únicos. No puedo adelantar más de la técnica -probablemente basada en ilustración sobre montaje fotográfico, además del dibujo “étnico” de personajes, clara influencia de coloristas europeos y demás bla- pero es sin duda, algo nuevo y refrescante, algo que no se ha hecho hasta la fecha, osado pero eficiente. Los cómics en blanco y negro están lindos para recordar amuletos de la talla de Eisner o Breccia, inclusive entre los miles de intentos nacionales tenemos uno que otro buen relato en blanco y negro, pero ya era hora de que alguien sujete los pinceles, rotuladores y coloree con firmeza y con la decisión de hacer un trabajo como éste.
El lenguaje escrito en “El Partido de La Oscuridad” es paceñísimo, coloquial, irrestricto y sin censuritas, pero sin caer por ello en santallazos o pesados chistes de chichería. Tanto la distribución de los “globos” como las frases acompañan una acción tan bien diagramada, que hasta la caracterización de cada personaje se diferencia en modismos y formas de expresión que los dotan de complejas personalidades, quizás convirtiéndoles en netos estereotipos populares. Esto también es nuevo, porque los predecesores de Ruilova en el cómic boliviano no parecían haber explotado las posibilidades de caracterizar a sus personajes mediante el lenguaje criollo, universalizado en contenidos pero distintivo por las formas de empleo y por las atribuciones que cada personaje le da en su entonación: “Ya quisiera yo darle un gambazo en sus bolas a ese cabrón del Nico”. Ruilova convierte así a la típica caricatura del paceño joven en un personaje completo, psicológicamente estructurado, una creación complicada alejada de los personajes unívocos y mediocres que tanto enorgullecen a nuestros caricaturistas y “comiqueros”.
No recuerdo exactamente cuándo salió el primer número de estos cuentos, que ya mostraban una atractiva calidad gráfica y narrativa, atributos que parecen crecer espeluznantemente con cada historia, pero después de las decepciones preliminares a las que nos tenían acostumbrados otros colegas, ahora espero con ansia y satisfacción la aparición del tercer número, donde Ruilova nos contará cómo los muñecos “linchados” pueden volver a la vida para escarmentar a los choros. Crónica roja mezclada con mitos urbanos; alguien pudo hacer alquimia de nuestras historias de chupa y transformarlas en un libro fabuloso que hay que tener en el cuarto, para espantar a los condenados o con el cuál amenazar a las wawas si no terminan la lawa o el tecito.

Corven Icenail dijo...

¿¿Eso era un artículo para qué periódico???

Romeo Marta dijo...

Ese artículo lo pueden encontrar publicado en el suplemento "Ramona" de Opinión, en Cochabamba.

www.opinion.com.bo

Corven Icenail dijo...

La mierda...

Bueno, cuándo subes algo más, Ruilova??? ya mandaste al diablo tu blog??

Musette_Icenail dijo...

creo SI mandó al diablo su blog T_T

Carlos dijo...

... bueno yo no pude conseguir el cuentos cuculis 1 por favor diganme como puedo conseguir un ejemplar

porfa porfa